Subir Conferencia IslámicaUnión MediterráneoLiga ÁrabeConsejo EuropaOTAN Unión Europea Bloques políticos

Una decena de bloques políticos se superponen en el área mediterránea. Algunos tienen apenas un valor simbólico, otros inciden en la vida diaria de los ciudadanos. Entre los segundos destaca sobre todo la Unión Europea, cuyas decisiones son vinculantes para sus miembros. Teóricamente basados en una ideología o religión común, bloques como la Liga Árabe o la Conferencia Islámica tienen una eficacia escasa.

bloques continentalesBloques geográficos

Entre los bloques basados en criterios puramente geográficos destaca la Organización para la Unidad Africana, reemplazada en 2002 por la Unión Africana (UA). La enorme diversidad ideológica y económica de sus miembros obstaculiza cualquier acción concreta, aunque la organización a menudo media entre las partes implicadas en un conflicto armado.

Marruecos, aunque cofundador, es el único país africano que no forma parte de la Unión Africana: se retiró en 1984 porque dos años antes, la UA había admitido como miembro de pleno derecho a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), proclamada por el Frente Polisario en el territorio saharaui que Marruecos considera suyo.

Diferente es el caso del Consejo de Europa que engloba prácticamente todo el continente europeo, pero mantiene una línea clara de defensa de los valores democráticos.

El establecimiento de la Conferencia para la Seguridad y Cooperación en Europa (CSCE) en 1973, rebautizada como Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en 1995, añadió otro organismo regional, centrado en la cooperación política y militar. Fundada con la participación de Estados Unidos y Canadá como una alianza occidental frente al bloque comunista, la OSCE se abrió en los años noventa hacia el Este y hoy incluye a todos los miembros del Consejo de Europa así como todas las repúblicas ex soviéticas, lo que la hace cubrir gran parte del hemisferio norte.

En 2002, la creación del Diálogo por la Cooperación Asiática puso los fundamentos para una iniciativa de integración económica a nivel de toda Asia. Hoy agrupa a 31 estados, entre ellos Irán, Arabia Saudí y los cinco países del Golfo pero su proyección política y económica es aún escasa.

Bloques regionales

bloques regionalesAparte de los grandes bloques de alcance continental, en el Mediterráneo se han formado algunas alianzas económicas y políticas regionales. Destacan la Unión del Magreb Árabe, el Consejo de Cooperación del Golfo y la GUAM.

En el norte del Mediterráneo, la expansión y consolidación de la Unión Europea ha llevado a que este conjunto político sea la referencia principal no sólo para sus miembros o los candidatos a la adhesión, sino también para muchos estados de la ribera sur. Las exportaciones de Marruecos a la UE, por ejemplo, son más de 20 veces superiores a las que efectúa a todos los estados de la Liga Árabe. Dadas estas condiciones, el establecimiento de la Unión del Magreb Árabe (UMA) en 1989 no ha tenido unos resultados visibles. Los cinco países firmantes —Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y Mauritania— son más rivales que aliados frente al mercado europeo, y la antigua hostilidad entre Argelia y Marruecos por el conflicto saharaui no ha sido superada aún. Desde 2006, el secretario general de la UMA es el ex ministro tunecino Habib ben Yahya.

Más eficaz es el trabajo del Consejo de la Cooperación del Golfo (GCC), también conocido como Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo, fundado en 1981. Reúne a Kuwait, Bahréin, Qatar, los Emiratos Árabes Unidos y Omán con su gran vecino Arabia Saudí. Su máxima autoridad es el Consejo Supremo, formado por los jefes de los estados miembros, y su órgano de trabajo es e Consejo Ministerial, compuesto por los titulares de Exteriores de los países. La sede del organismo está en la capital saudí Riad.

El Consejo de Cooperación del Golfo implantó en 2003 una unión aduanera que facilita el flujo de bienes y servicios entre estos estados. También coordina la puesta en marcha de instituciones culturales comunes, sobre todo en el ámbito de los medios de comunicación. El organismo tiene además un componente político: garantizó el respaldo de todos los miembros a Kuwait tras la invasión iraquí de 1991 y apoya la reivindicación emiratí sobre tres islotes en el Golfo, actualmente controlados por Irán.

La Organización para la Democracia y el Desarrollo Económico, conocido como GUAM por las iniciales de sus cuatro miembros, agrupa a Ucrania, Moldavia, Georgia y Azerbaiyán. Se superpone a la Comunidad de Estados Independientes (CEI), prácticamente inactiva hoy, que agrupa a doce ex repúblicas soviéticas, entre ellos Rusia y Armenia y los cuatro países de la GUAM. En 2008, Georgia anunció su decisión de abandonar la CEI en agosto de 2009.

La GUAM prevé una estrecha cooperación en los campos de la economía, la cultura, las telecomunicaciones, la energía... A menudo se interpreta como una especie de frente común opuesto a Rusia, dado que todos los miembros tienen buenas relaciones con Estados Unidos y la OTAN. Además, excepto Azerbaiyán, todos tienen un historial de conflictos recientes con Moscú: Ucrania mantiene un contencioso con Rusia por el suministro de gas natural, Moldavia resiente la presencia militar rusa en la franja separatista de Transnistria, y Georgia denuncia el apoyo militar y diplomático de Moscú a los territorios separatistas —de facto independientes— de Abjazia y Osetia del Norte.